BasicEnergy involucrada en oscuro proyecto eléctrico Panamá NG Power

BasicEnergy arrastra irregularidades que involucran al proyecto eléctrico NG Power

La compañía InterEnergy Group, de la que es socio el fondo de inversión BasicEnergy, ahora tiene el control del proyecto para la construcción de una planta a base de gas natural licuado, que está bajo sospechas de corrupción y que Panamá NG Power no logró culminar, por las innumerables inconsistencias que presentó desde sus inicios, como también por las acciones jurídicas en su contra que aún están en manos de los tribunales

El anuncio que sorprendió a la comunidad internacional se conoció mediante información de prensa y televisión de la Presidencia de la República, lo que generó preocupación e incertidumbre en los diferentes sectores, tomando en cuenta la forma en que se conoció la noticia de la activación de dicho proyecto, siendo una de las inversiones más importantes para Panamá, con una inversión de mil millones de dólares.

Después de varias semanas desde el anuncio no se conocen datos de la operación, ya que tanto los socios como el mismo gobierno panameño, no ofrecen información detallada, como correspondería legalmente, al ser un proyecto de interés público y a pesar de que los medios de comunicación y la ciudadanía la solicitan con mucha preocupación.

BasicEnergy arrastra irregularidades que involucran al proyecto eléctrico

BasicEnergy arrastra irregularidades que involucran al proyecto eléctrico

José Dapelo quien vendió las acciones a InterEnergy Group, es el socio principal del proyecto Panamá NG Power, lleno de casos de corrupción que marcaron la legalidad y transparencia del mismo. Entre ellos, el caso del Exministro de la Presidencia de Panamá Demetrio Jimmy Papadimitriu, durante el mandato de Ricardo Martinelli (expresidente detenido en los Estados Unidos y extraditado a Panamá). Panama NG Power se vinculó con este funcionario que utilizaba bancos en Andorra para mover 16 millones de dólares procedentes de sobornos por 45 cuentas bancarias, movimientos en los que participaron empresas que fueron utilizadas por la constructora brasileña Odebrecht.

Es tanta la relación con este oscuro caso que en el 2008 el Servicio Nacional de Migración le prohibió a José Dapelo la entrada a Panamá y le retiró su permiso de residencia. Otro de los conocidos casos de corrupción que marcaron la reputación del empresario, es el de Petroecuador y el Consorcio Gran Colombia, en la que la empresa Ecuavital de José Dapelo se benefició de cuantiosos contratos de manera irregular. Según uno de los testigos en el caso, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamaba a José Dapelo el “gánster”.

Proyecto Panamá NG Power viciado desde sus inicios

El proyecto desde su nacimiento muestra falta de transparencia y legitimidad, en un proceso de oferta pública y acto competitivo totalmente irregular.

Medios de comunicación nacional e internacional mostraron un claro incumplimiento de la legislación ambiental con este proyecto que presentó un Estudio de Impacto Ambiental Categoría II cuando por su tamaño y alcance y tomando en cuenta el caso de otros proyectos similares debió ser Categoría III.

Además otra de las preocupaciones que causa el proyecto es que incrementará la tarifa de la electricidad en el país, pues el contrato presentado para el mismo es el más caro del mercado, sin velar por los intereses de los ciudadanos quienes serán los más afectados.

Todas estas acciones irregulares ocasionaron la apertura de casos ante la justicia, que aún permanecen abiertos. En definitiva, una trama de irregularidades y corrupción alrededor de este proyecto.

 InterEnergy Group y BasicEnergy contaminados de olor a corrupción

InterEnergy Group tiene como socios a IFC (del Grupo Banco Mundial), fondos de inversión como BasicEnergy (fundado por Rolando González Bunster), Barings o Portland Private Equity.

A InterEnergy Group y sus socios de BasicEnergy, no les importan contaminarse del olor a corrupción que envuelve este oscuro caso, hasta el punto de invitar al Estado Panameño al consorcio, para asegurarse un rápido proceso administrativo, pese a las enormes irregularidades en torno al proyecto.